Donde nace Dios, nace la esperanza. Donde nace Dios, nace la paz. Y donde nace la paz, no hay lugar para el odio y la guerra.

Dios viene a tu tierra, llama a tu puerta, pronuncia tu nombre y pide tu ayuda.

Eso se llama ¡vocación! ¡Y todo el mundo la tiene!

Que la vuelvas a descubrir en esta Navidad y que puedas dar tu mejor respuesta en los que más te necesitan en este 2020.

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!
Gabon Zoriontsuak eta Urte Berri On!

+ Juan Carlos Elizalde
Obispo de Vitoria

 

-Madre, en la puerta hay un niño más hermoso que el sol bello, yo digo que tendrá frío, porque el pobre viene en cueros.

-Pues dile que entre y se calentará…