Como creyentes estamos llamados siempre a crecer en la fe. Este crecimiento es parte esencial de nuestro caminar cristiano. La Biblia nos enseña que «sin fe es imposible agradar a Dios» (Hebreos 11:6). El apóstol Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses les dice que su crecimiento en la fe es motivo para dar gracias a Dios (II Tesalonicences 1:3). La formación constante es imprescindible para alcanzar la madurez en nuestra vida y en nuestra fe.

Este curso, tenemos un grupo de Vida Ascendente, anímate y participa con ellos. Se reúnen los jueves a las 17:00 horas.

Desde la Parroquia, y también a través de esta web, pondremos a tu disposición propuestas y material de formación para que puedas madurar en la fe. Además, nos uniremos a todas las iniciativas que se propongan desde la diócesis de Vitoria.